sábado, 21 de abril de 2012

No me gusta jugar a las cartas

Necesito hablar sin miedo a cagarla  porque siempre meto la pata:  si me oculto porque me oculto y si me descubro porque me descubro...pero siempre siempre siempre...

Encima, en mi posterior auto-análisis acabo perdiendo. Sí, soy una perra conmigo misma.(Aunque mira que hay cabrones/as en este mundo).

¿Euta-nálisis?

(... hoy me vendría bien un hombro de los míos para descansar un rato ...)

y respirar...y un día de playa...y....

es que ya ni sé

domingo, 25 de marzo de 2012

¿Disimular o no disimular?

Tengo que ser la que no soy y debo mantenerme firme en el papel, en el disfraz casi constante...mi mejor actuación sobre una moqueta gris con una fotocopiadora a 500 metros..(La imagen de una multinacional alemana, la primera impresión...)

¿Por qué a mí?, ¿no podía ser un cole normalito aunque me hubiese supuesto coger un tren (o dos)?..., pues no!: me tenían que seleccionar aquí y no allí.

Disimular es lo que toca...y si aguanto,  a los Óscars de cabeza...  y si no...(al paro)

(Ojalá pudiera permitirme la libertad de elegir)

sábado, 4 de febrero de 2012

Celeste no es un color

Bombillas, cerveza gratis, me despreocupo de lo material... ¿Dónde estaré mañana?

(...Ahora tocan fechorías y propósitos...)

viernes, 20 de enero de 2012

Gracias por fumar

Me siento el bicho más raro de todos los bichos raros que habitan en el mundo de los bichos raros.

Es muy extraña la sensación cuando escalo sobre ti y te miro y sonrío y me vuelvo a sentir un bicho raro.


Aunque no lo aparente y aunque no lo creas... aunque tenga que cruzar el río cuando ya no hay gente por la calle, aunque tenga que agarrarme a la baranda del puente para no salir volando por el viento...aunque me duelan los pies, la cabeza y los dientes...

... me siento el ser más afortunado de todos los seres afortunados que habitan en el mundo de los seres afortunados.

                                                                                                                                                 

domingo, 1 de enero de 2012

Aviones de papel

 ¿Sólo existen los ritmos ternarios?: pues yo digo que no. HOY digo que también pueden existir los terciarios y si no inventarlos: ¿por qué no?

Llevo mucho tiempo sin escribir para mí, sin descifrarme a través de la plasmación de los esquemas e ideas  que pasan por mi mente. Lo único que hago es apuntar frases que me se me ocurren. Deberes con los que después jugar. Pero luego no juego, luego no practico la introspección, no planteo hipótesis, no desarrollo  ideas que me lleven a conclusiones con las que poder explicar-me  a partir de esos garabatos. Simplemente cojo una hoja de papel,  escribo, y finalmente la transformo en un avión para lanzar por una terraza que da a ninguna parte.
Estoy tan apática con mi interior que a veces se me acumulan los papeles, y de pronto, cuando siento el impulso, lleno el cielo de una lluvia de mini aviones con ideas sin resolver dentro (me pregunto si alguien las leerá...)
Creo que este espacio en blanco ha sido como unas  vacaciones, aunque en realidad sólo pienso en trabajo, proyectos, posibildades remunerables, trastos de la basura y muebles en oferta de Ikea para organizar mi habitación... y no sé qué es peor (o mejor)

Tengo claro que prefiero el frío que siento en este momento al calorcito de la arena de la playa. Sé que prefiero la soledad al peso de la gente y la opresión de la isla...pero llevo mucho tiempo sin rebuscar, sin reflexionar, sin imaginar...

...Siempre tengo prisa y nunca tengo tiempo: (por ahora)

Encontrar el equilibrio entre el exterior que me rodea y el interior que me invade, entre el interior que me ronda y el exterior que me abraza o me rechaza.  ÉSTE es mi propósito como parte de la construcción.

  (Ya queda menos)
2011......................................2012

sábado, 19 de noviembre de 2011

Como en casa

Nada más (...aire fresco...)

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Posibilidades

Trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, trabajo, kilómetros a pie, guaguas equivocadas, caras amables, sonrisas, cajas de frutería para guardar mi ropa, un concierto, manta prestada, no tengo bragas limpias, entrevistas, mercadona en su sitio, potaje, tarta, papas piñas y costillas, diseño gráfico e ilustración, un arquitecto que no me comprende, una dependienta de mango toma un café conmigo después del trabajo, bici prestada enorme, frío, calor, cloro de la piscina del parque, Fran y Nuria. Un piano, una perra enorme, música por todas partes, cocina llena de grasa, convivir, aprender a tocar el bajo, local de ensayo, grupo de teatro, palestinos y judíos, afroamericana de metro ochenta, doctorado en física, neutrinos. Libros raros, campaña de navidad....

lunes, 14 de noviembre de 2011

Dudar de los juicios de la razón

En estos días fríos le he estado dando vueltas a la idea de la capacidad de razonar de algunos humanos (entre los que me incluyo). Y sí, definitivamente creo que es una práctica que se puede tornar tóxica si la convertimos en  rutina permanente/no moldeable.

RAZÓN__ Dícese de la habilidad de deducción, acción que nos permite llegar a unas determinadas y/o determinantes conclusiones en función de unos acontecimientos u otros...

Como bien dicen los compañeros del "naufraguito", la inteligencia puede ser una trampa. En muchas ocasiones, la deducción está cargada de ignorancia y de una ausencia total de escepticismo hacia nosotros mismos y hacia "nuestra propia facultad de razonar". (Por eso la razón no siempre es tan fundamental y en algunos momentos debemos apartarla para ver un poco más allá...)
Si lo pienso bien, hay situaciones en las que para poder llegar a algo verdaderamente importante hay que atravesar la locura o sinrazón...(véase la físca, la filosofía o tantos descubrimientos...). Puedo decir con seguridad que esa falta de incredulidad o de desconfianza hacia nuestras propias conclusiones en realidad es una sinrazón, por lo que la propia razón a veces supone una irracionalidad. No sé si me explico bien (es que últimamente no he tenido tiempo para ejercitar esto de reflexionar y estoy un poco lenta):
-Ausencia de escepticismo hacia nuestras conclusiones = SINRAZÓN.
-La RAZÓN no siempre es prioritaria para tomar decisiones y es recomendable desprenderse de ella en algunas situaciones particulares.
-La RAZÓN en determinados casos puede llegar a ser perjudicial y la SINRAZÓN salvadora, natural y necesaria.
-Debemos tener cuidado con las TRAMPAS de la RAZÓN y siempre ser conscientes de nuestra ignorancia dudando de nuestra capacidad de razonar. El juicio subjetivo -que como ignorantes y anti-escépticos- consideramos objetivo,  puede ser una trampa y hacernos caer en un  pre-juicio equivocado.
-Hay que hacer un uso "inteligente" de la RAZÓN + la SINRAZÓN y buscar un equilibrio entre ambas. (Ya hablaré de ese uso inteligente otro día...)
-A veces tenemos que auto-enajenarnos mentalmente para alcanzar algo realmente significativo.

...Hay muchos ejemplos de irracionalidades básicas y vitales. No sé, el amor podría ser uno de ellos, la felicidad, volar...(o los aviones de papel que tiras por la ventana de tu habitación con frases absurdas dentro...).
Me voy a la piscina




jueves, 3 de noviembre de 2011

Deconstru- ida

Tras la guerra fría creo que lo mejor será intentar ser neutral. ¿Emigración, exilio o destierro?: la verdad es que no lo sé.
Lo poco que tengo claro en este momento es que me vendría bien no sentir tanto (... al menos por un tiempo...). Ahora que lo pienso, en todos estos meses me he dedicado a hacer una búsqueda de archivos en mi pasado más inmediato tratando de encontrar los fallos, las equivocaciones, los errores... He estado dándole vueltas una y otra vez al coco buscando la clave y las respuestas. Creo que creía necesitarlas para que mi presente dejara de ser inquietante. 
Si algo tengo claro -por experiencias en primerísima persona- es que la vida es el presente, es hoy, es ahora... y no quiero que mi presente sea inquietante, quiero que esté en calma, que sea activo y constructivo.  Ojalá tuviera algunas de las respuestas que me  hacen falta, pero en realidad muchas no dependen sólo de mí, así que intentaré olvidar esa necesidad y superarla con estoicismo (o eso, o seguir mordiéndome las uñas y fumando como un carretero...).
Ya se irán resolviendo las incógnitas con el tiempo...
Me viene a la mente un grato recuerdo: 5-4-3-2-1....y un beso apasionado (...0 -1 -2...)
Desnuda, y con toda la buena energía que he podido recargar estos días, finalmente me voy. Dejo atrás muchas cosas y abandono la horrible politoxicomanía de los últimos meses que ha provocado tanta confusión general.
Nuevo asfalto, nuevo aire sin contaminación, nuevos rostros... Nadie me conoce y nadie me dirige. Sólo yo.
En fin, sé que no va a ser fácil, pero me gustaría aprender de qué estoy hecha. Me marcho (soy una "ida").
Ahora empiezo de 0.


(...Es Verano: soy verdad...)

video

martes, 1 de noviembre de 2011

Mirar hacia dentro

Y no me encuentro
y miro hacia dentro.
Siempre es lo mismo.
Nada es lo mismo.
Vienes...
y te vas
(ya todo me da igual).
Y no me encuentro
y miro hacia dentro.
Con-fu-sión:
(la reacción)
hoy no duermo contigo
y una playa que se enconde.
Tu volada es  mi volada
y  una fiesta con bidones.
Y no me encuentro...
(...y miro hacia dentro...).

domingo, 30 de octubre de 2011

¿Dónde van los besos que no damos?

Tú, soberano de la nada (hoy te has lucido).Tu puñetera falsa lealtad, tu hipotética autenticidad, tus patéticas adulaciones... 
Eres una mentira y yo soy una idiota por haber creído en ti tanto tiempo. He malgastado mi incondicionalidad por confíar en que te conocía bien. Jódete, gilipollas, soberano de la nada, jódete, jódete, finalmente has conseguido desaparecer de mi mapa. Y si no es lo que querías: jódete (igual que nos jodemos todos por otras cosas). La verdad es que hoy te has lucido como nunca... (o como siempre).
¿Me preguntas dónde van los besos que no damos?: ..pues a la mierda, imbécil. 
Definitivamente ahora no quiero saber nada de la raza humana, una vez más me siento decepcionada, una vez más me reafirmo en la necesidad de soledad.
Por suerte esta noche cuento con el préstamo de Lluvia que me mira y se muere por que le de permiso para subirse a la cama. Por suerte ninguna noche más dormiré con tu compañía.
                                                                                                                                                          
(...por suerte hoy sólo quiero no quererte...)                           


sábado, 29 de octubre de 2011

Insomnio matutino

Últimamente me está pasando algo nuevo: siento nostalgia por cosas, situaciones  o personas de las que aún no me he desprendido; y  lo más raro:  por cosas, situaciones o personas que nunca he experimentado o sentido...
Las cholas. Me cuesta no ponérmelas.  Anoche por ejemplo di un paseo  de esos para calmar un poco la ansiedad,  y cuando me percaté, llevaba bufanda y cholas. Es absurdo:  bufanda para abrigar mi cuello, y los pies al aire... Pienso en ellas y  ya echo de menos usarlas para salir a la calle en cualquier momento (aunque llueva un poco).

(Nota. El primer número del fanzine va a tratar sobre esa sensación: La nostalgia)

Cuando era muy pequeña, recuerdo que varios veranos seguidos, en la misma playa a la que iba siempre, estaba el mismo chico con la misma colchoneta (unos cuantos veranos, la verdad). Lo miraba desde mi toalla a lo lejos bañándose, y siempre fantaseaba con él. En realidad eran ensoñaciones ingenuas: me visualizaba jugando con él en el agua, nadando...años después, dándole un beso (sin lengua)... Recreaba imágenes en mi mente en esos veranos, y en algunas -por no decir muchas-, casi siempre acababa apareciendo él. Nunca me acerqué. Nunca lo conocí. Nunca hice nada. Pero todavía lo recuerdo.
(Recordar los recuerdos de cosas imaginarias: ay, serán estas horas, pero creo que estoy fatal...)

Ahora me está pasando. En estos días previos al cambio. Echo de menos un súper móvil que me podían haber prestado para grabar la segunda parte de " de constru-idos". Echo de menos la "sole-daridad" ocurrida en este espacio -casual o causalmente ( porque todavía no entiendo nada de lo que pasó)-  y echo de menos el recuerdo de las ficciones mentales sobre un desenlace imaginario que nunca llegó a ocurrir...




lunes, 24 de octubre de 2011

Hoy

Por fin. Ya estoy preparada----------------------    ( 5    4    3    2     1 )

  EN CONSTRUCCIÓN

                                                         (...perdón por las molestias ocasionadas en el proceso previo...)

viernes, 21 de octubre de 2011

Mi coche, el ritmo y yo

Mi coche y yo (creo que nos estamos pareciendo bastante últimamente). A él le falta una puesta a punto, aunque es tan fuerte, que no me deja tirada: tiene la dirección casi rota pero no se parte y además se ahoga si  acelero demasiado al arrancarlo, pero si dejo de sacarle el aire, acciono la llave con suavidad durante un rato, y luego piso el acelerador con calma, entra en razón y el motor se pone a funcionar... (Bueno, mi coche y yo-yo y mi coche..)
Di  un paseo con él ayer al mediodía. Enciendo la radio. Las palabras que salen a través de los micros de los interlocutores y la música que se expande a través de las antenas hasta llegar a mi cerebro, parecen decirme algo:

RITMO___Dícese de de una especie de orden acompasado en la sucesión de las cosas, movimiento controlado, proporción existente entre el tiempo de un acontecimiento y el de otro diferente... Todo, absolutamente todo, se rige por un ritmo ( a veces rutinario, constante y monótono, a veces cambia derrepente involuntariamente, a veces es modificado  de manera consciente y voluntaria...)
En la música los ritmos pueden ser binarios, terciarios, cuaternarios y así la cosa se complica hasta el infinito... (pienso en el ritmo y me reafirmo en que no debo parar, que aunque a veces me acelere o ralentice, me aceleren o ralenticen, nunca debo dejar de controlar en mi interior la ordenación y  proporción de los tiempos en lo que me muevo)

El Drum & Bass que escucho me recuerda "el descontrol bajo control" del que será mi futuro pasado vivido en esta especie de cárcel que me rodea de mar y  de gente. (Pienso tranquila que ya queda menos para salir de Alcatraz...)
Se termina la música y los de la radio explican los ritmos binarios básicos. Como ejemplo ponen la canción de la Orquesta Mondragón: "Viaje con Nosotros"... (considero que no debo complicarme por ahora más)
¿Más claro?...imposible.



jueves, 20 de octubre de 2011

Tesis: Imagino y no tengo miedo. Soy diferente.

(Harta de Pasolini me ofreces una de serie B)        "Están Vivos". Carpenter (1988). La película narra como el protagonista  se encuentra  con unas gafas de sol  que le permiten ver la auténtica realidad. A través de ellas, va descubriendo que la humanidad -llena de zombies-autómatas- está manipulada por mensajes subliminales (...no pienses, obedece, no imagines...) porque las personalidades influyentes en la política y la sociedad, son extraterrestres.
                                                                                                                                                                                                                                                                                                              

---Bofetón textual que me ha hecho reflexionar: "[...] es que eres un personaje [...], lo que pasa es que no quieres darte cuenta [...]. El día que lo aceptes estarás más tranquila, verás con mayor nitidez y podrás ser más feliz".

Hipótesis principal------------------------------------ Soy un personaje

 Análisis y Deducciones (o la ordenación del desbarajuste interior provocado por el mensaje de una película cutre + ALGO que me angustiaba + las palabras clave)

-Si reconozco  que soy un personaje,  tomo conciencia de mi autenticidad (mis aspectos esenciales: buenos y malos)
-Siempre llevo las gafas de sol (metáfora de la capacidad de ser consciente de las manipulaciones políticas, sociales y personales que nos bombardean todo el rato )
-Puedo mirar y mirarme (gracias a las gafas);  por ello no obedezco, nunca dejo de imaginar y reconozco a los zombies (parte de la humanidad autómata que se rige por valores impuestos -que de manera inconsciente- suele adoptar como propios)
-No soy una zombie ni una extraterrestre.  Llevo las gafas puestas y en el espejo veo que soy diferente a ellos.
-Esas gafas me permiten tener ventaja sobre los zombies y no olvidar a los extraterrestres (la manipulación, incluso la mía propia,  mis propias trampas)
-Esa ventaja me hace más fuerte y me impulsa a superar el miedo (aunque recule mucho, tienes razón querida: siempre acabo "tirando pa lante")
-No tener miedo me ayuda a reconocer y reconocer-me, afrontar y afrontar-me,  superar y superar-me. Aprender de mis equivocaciones (y de las de los demás que llevan gafas), analizar y analizarme, luchar hasta el final...Reconciliarme una y otra vez  (hasta que esto que está dentro de mi tórax -un poco a la izquierda- deje de bombear sangre)

Tras la hipótesis de ser un personaje, y el análisis deductivo que he llevado a cabo, creo que puedo llegar a la siguientes CONCLUSIONES

1. La capacidad de la introspección y del análisis objetivo interno y externo estimulan el reconocimiento de la autenticidad propia.
2. La autenticidad aumenta la fortaleza interior,  favorece la imaginación, espanta "las normas impuestas" y contribuye a  ahuyentar el miedo.    
3.La escasez o ausencia de miedo facilita la comunión con la no-hipocresía.
4. Todos los aspectos anteriores resultan diferentes y extraños para los zombies, y peligrosos para los extraterrestres.
5. Los diferentes somos rechazados por zombies y extraterrestres (y por "otros diferentes" que no han conseguido sus gafas o  las han perdido)

Cuestiones a tratar en futuras investigaciones:
-Hipótesis principal: Existen más raros, extraños y diferentes vagando por ahí. 
-Tesis principal: ¿Cuáles son las probabilidades de encontrar y/o descubrir a un/a diferente, que además tenga gafas y así  no te perciba erróneamente como un zombie o un extraterrestre?




...Gracias. Tú y tus pelis.Gracias por recordarme que soy una diferente más y animarme a la aceptación de mi condición. Ahora  lo entiendo. Pienso en la escena de las gafas de sol de esta peli cutre y todo parece tener sentido. Me siento mejor. Gracias por quererme tal y como soy. Gracias una vez más...

                                                                                      (...Estás entre lo poco que voy a echar de menos...)





miércoles, 19 de octubre de 2011

Sin remordimientos

Hoy me he equivocado. Hoy no tengo miedo de la incertidumbre. Hoy me encuentro en el espejo. Hoy abro los ojos más que nunca. Hoy estoy en el último tramo. Hoy respiro con calma. Hoy he aprendido algo. Hoy me pongo los tenis de correr. Hoy no tengo remordimientos. Hoy decido volver a escribir. Hoy ya no me escondo. Hoy no escapo de mí.  Hoy me reconcilio.... Hoy, ahora mismo, en este instante que se pierde mientras escribo...

                 

                                                                                                                                  (...vienes a verme..)                                                                               


martes, 18 de octubre de 2011

Intuiciones y causalidades

Llevo años intentando ignorar nuestra sensación cuando aparece... pero a veces es demasiado poderosa y no puedo. Una vez confié -como siempre me decías- no tuve miedo y actué. En esa ocasión me salió bien. El resto no. Ahora no. Tampoco es que hoy sea la misma de antes. He crecido y me he estropeado mucho. Además, ahora no soy tan fuerte....
Después de tanto tiempo, este mes ha vuelto de una manera muy intensa. Han vuelto los acontecimientos encadenados llenos de extrañeza y ese malestar inevitable en mi cuerpo todo el rato. Nervios de saber que algo va a pasar o a pasar-me y no tener la certeza de la causa concreta. Personas que descubro y puedo mirar. Necesidad de explicar-les y no saber cómo ni qué. No lo puedo controlar. Tampoco puedo relajarme y reaccionar con calma. Tú sabías conducir esto: tú te tranquilizabas rezando, tú lo llevabas bien interiormente. A ti te daban igual los juicios...No sé,  probablemente era tu paz y  la aceptación  y lealtad con  lo que te pasaba. 
Yo no puedo. Me da miedo.  Me asusto, reacciono en los peores momentos, en estados de irrealidad y me sale mal....
La sociedad de ahora no es como la que tú viviste. Ahora está la desconfianza, está la incredulidad provocada por experiencias en las que nos regocijamos transformándolas en traumas, ahora es la hora de la no-superación, ahora experimentamos el hastío generalizado que se extiende como un virus asqueroso, ahora salimos por las noches, nos emborrachamos, nos drogamos, no dormimos bien... Yo no tengo en casa  un marido maravilloso que me conoce y acepta  mis extrañezas, que se las toma con sentido del humor,  que ha aprendido a posteriori que lo que me pasa, por raro que pueda parecer, es real... Yo intento luchar  e intento salir adelante "contra" todo esto sola. Hay factores exteriores que superar con fuerza: la gente cercana no es como la tuya, ahora se vuelven a quemar  las brujas en la hoguera (y no quiero volver a pasar por eso). Además están los factores interiores: yo no acepto, me abrumo, derrepente tomo conciencia, actúo impulsivamente y me animo a resolver el puzzle en la embriaguez de la noche (siempre en el peor estado y de la peor manera...). Además yo no sé rezar (ni siquiera hago yoga...)
Desisto, intentaré evadir esa sensación de tener que hacer algo cuando aparezcan los escalofríos fuertes por culpa de presentimientos e intuiciones que no sé interpretar. Ignoraré la incertidumbre. Soy incapaz de aprender a encaminar la expresión de mis emociones para que el resultado sea coherente dentro de toda la incoherencia. Yo no sé hacerlo.  Nunca diré nada a nadie. Nunca intentaré resolver los rompecabezas de las causalidades. Miraré hacia otro lado. Iré al médico a que me hagan una lobotomía si es necesario ( o tomaré pastillas de esas para los nervios que toma todo el mundo). 
Lo siento.
                               (...igual dentro de una semana se me pasa la angustia y vuelvo a confiar...)


lunes, 17 de octubre de 2011

Una "s" de más: la desembocadura de un simple error

Ayer por la noche me llevé " la mayor sorpresa del verano (aunque no sea verano)".  Llego de la playa y:
(1 punto suspensivo, 2 puntos suspensivos, tres puntos suspensivos)

BOCA ABIERTA (no puedo dejar un dibujo aquí ahora, si pudiera, creo que podría expresarlo mejor)
Mientras espero a que termine la secadora con la ropa que llevaré en mi maleta estoy con la boca abierta.  Repito, boca abierta:
-Bostezar, comer (aunque no esté bien visto), hablar, reír a carcajadas, gritar por lo que sea (siempre que gritamos abrimos la boca), besar... y también por estupefacción solemos abrirla (-en mi caso- tapo mi boca aunque detrás de mis manos esté abierta y no se vea...).
Y estoy con la boca abierta porque se me  han derrumbado de golpe dos ideas pre-concebidas que estaban  pegadas como lapas a mi razón:

-IMPOSIBLE__Dícese de algo no posible, con gran dificultad para lograr o alcanzar. 
-IMPROBABLE__Acontecimiento cuyas probabilidades son tan inmensamente pequeñas que ni se puede imaginar su suceso ( y eso que la imaginación  puede ser infinita mientras estemos vivos...)
(Reflexiono, deduzco y concluyo)
¿IMAGINAR lo imaginario, lo imposible o lo improbable?: Sí, se puede. Si lo imposible o lo improbable en la vida real pueden convertirse en todo lo contrario, entonces puedo y podré siempre imaginar lo imaginario (o lo desconocido). Mi particular visión de mi misma- representada por una unidad matemática- parece cobrar  sentido de una manera tan extraña y tan de sopetón que realmente tienes razón: "es acojonante"

Me reafirmo en la ley de la causalidad y ahora mismo me hago muchas preguntas: (resumo): ¿Por qué cojones pasan cosas como ésta?, ¿existe alguna finalidad, o simplemente tengo que verlo como una curiosa anécdota? ¿hago algo o dejo las cosas tal y como están?
Por otro lado dudo: ¿Estaré equivocada y debería darle una oportunidad a la idea de la casualidad?

(Los errores en ocasiones conducen a cosas importantes, y muchos grandes descubrimientos han ocurrido por error...) (también los errores provocan a veces grandes catástrofes...)

¿me permites imaginar-te?

sábado, 15 de octubre de 2011

Determinación

6 de la mañana: charla de más de una hora con Daniela en el coche. Mil lágrimas: quedarse aquí ya no tiene sentido. No tengo trabajo: sólo tres artículos mensuales traducidos al valenciano en una conocida revista por 90 euros y el paro se agota pronto. DETERMINACIÓN:
Me voy. No puedo más. Emigro otra vez. Me largo. La isla se me cae encima. Siento que no hay nada que me retenga. Le dejo mi casa a un buen amigo. Tengo mi mini maleta preparada y no tengo que facturar: sólo cuatro bragas, 2 sujetadores, 2 vaqueros, 4 camisetas de manga larga, 2 de manga corta, 2 de tirantes, un par de suéters, 1 chaqueta abrigada, el uniforme para las entrevistas, los tenis, mis mallas para correr, camiseta para dormir, el cepillo de dientes, las medicinas, un peine, mi cámara de fotos, el teléfono, los auriculares de heineken,  mi portátil, un libro para el camino, una libreta y un lápiz. Decidido.
Aquí ya no pinto nada. Sólo el comisariado de una expo, un par de charlas absurdas que nadie va a valorar y 3 bolos. Nada más.  Me voy "a la francesa". Me dejo llevar por el impulso de la improvisación. Mi vida está fuera de aquí.

Zaragoza- 24,99 euros- ryan air.  No conozco la ciudad pero confío en  que en otro lugar hay algo para mí.

Plan B=Madrid
Plan C= Edimburgo

Me voy a poner a limpiar. (Paso de la manifestación. No tengo tiempo). Esta noche será mi última fiesta y el domingo mi último día de playa- roja en la que caminar desnuda en los próximos meses. Ahora sólo quiero silencio y no pensar.

(...visitaré nuestro árbol antes de irme, escucharé The Eraser en el camino y dejaré flores de las tuyas...  llevaré tu rosario en el bolsillo.. Una vez más mándame energías desde donde quiera que estés...)


viernes, 14 de octubre de 2011

Armonía

Pasolini y el ciclo que van a proyectar en la filmo...No puedo con el artículo ni con toda la información que tengo que recopilar, revisar, digerir...y luego 1200 palabras: algo convincente para la redacción... No puedo...
Ahora mismo prefiero el juego de la introspección y del análisis del mundo que me rodea y mi sitio en él.
Pensaba que  la soledad de este pequeñísimo cajón desastre de pensamientos era perfecta. Ahora me he dado cuenta de que estaba equivocada. Para alcanzar la armonía se necesitan factores complementarios: en el color, en la música, en nosotros mismos... La armonía no es absoluta, al igual que la verdad tampoco (a pesar de tantas justificaciones de señores con barba y túnica...). Sobre lo desconocido sólo puedo decir que no me da miedo. Tampoco es que hoy esté muy lúcida que digamos. Simplemente escupo lo primero que se me ocurre. Tampoco me importan los juicios. Tampoco creo en las casualidades.

(... también me gustan las cosas sencillas, también me gusta la dialéctica-retroalimentación "positiva"- entre transsumo y deconstrucción,  también algunas veces me harto de mí -y en mi caso-  me muerdo las uñas...)